¿Buscas acelerar un portátil o un PC lento? Revelamos los pasos clave, simples y gratuitos, que cualquiera puede dar para acelerar un PC o un portátil con Windows 10, 8 o 7.

Si te estás preguntando “¿Por qué mi portátil es tan lento?” y utilizas Windows 10, 8 o 7, ¡este post es para ti!

Afortunadamente, no tienes que cambiar tu computadora todavía. De hecho, puedes tomar varios pasos para darle un poco de impulso a su rendimiento. Con un simple cambio a unas cuantas operaciones técnicas más, incluso el ordenador más lento puede volver mas veloz.

En este post, te mostrare 14 cosas que puedes hacer para acelerar un portátil o PC lento usando Windows 10, 8 o 7. Para este artículo en particular, nos centraremos en los problemas de rendimiento del sistema. Estamos usando Windows 10, así que usaremos esta versión para las instrucciones y las capturas de pantalla. Sin embargo, cualquier ajuste para Windows 8 y 7 será anotado directamente abajo, si es aplicable.

1. Cerrar los programas de la bandeja del sistema

Si el equipo se inicia lentamente, es posible que tenga demasiados programas iniciándose al mismo tiempo que Windows. Los elementos de la bandeja del sistema suelen iniciarse al iniciarse y luego permanecen en funcionamiento mientras utiliza el equipo.

Para obtener acceso a estos elementos, haga clic en la flecha hacia arriba situada en el lado derecho de la barra de tareas.

Si hay algún programa que no necesita tener en ejecución, haga clic en él con el botón secundario y ciérrelo.

2. Detener los programas que se están ejecutando al iniciar

Al igual que los programas que se ejecutan en la bandeja, otros programas que se ejecutan automáticamente al iniciarse pueden ralentizar el equipo. Es posible que algunos de ellos quieran ejecutarse, como el software antivirus, pero otros pueden ser innecesarios.

Haga clic con el botón secundario en la barra de tareas y seleccione Administrador de tareas o presione Ctrl-Mayús-Escapar para iniciar. Dirígete a la ficha Inicio y podrás ver cada elemento que se ejecuta en el inicio, junto con su impacto.

Revísalos y decide cuáles no necesitan iniciarse automáticamente. Este proceso es especialmente beneficioso para el rendimiento si puedes desactivar algunos de los de alto impacto. Pero ten en cuenta que algunos de estos programas son vitales para el funcionamiento de Windows. Por ejemplo, los que tienen a Microsoft en la lista de editores son probablemente los que mejor se dejan en paz. Si no está seguro, déjelo o intente una búsqueda en Google para saber más.

Para desactivarlo, simplemente haz clic con el botón derecho del ratón y pulsa Desactivar. Recuerde que no está deshabilitando el programa, sólo el hecho de que se ejecuta al inicio.

Windows 7: En lugar de acceder al Administrador de tareas, deberá buscar Configuración del sistema.

3. Actualiza tu sistema operativo, controladores y aplicaciones

Probablemente has oído que mantener tu software actualizado es una buena idea para la seguridad. Esto es cierto y también puede ayudar al rendimiento. Windows le enviará automáticamente una notificación cuando haya una actualización disponible. Sólo tiene que asegurarse de no seguir posponiéndolo.

Ve a Inicio y haz clic en Configuración o en el icono de configuración. A continuación, vaya a Actualizaciones y seguridad>Actualizaciones de Windows.

4. Eliminar los archivos innecesarios

Al igual que nuestros armarios y cajones, nuestras computadoras se desordenan. Aunque no puedes verlo realmente, sabes que está ahí, y podría tener un impacto negativo en el rendimiento de tu ordenador. Esto es especialmente cierto si tratas con muchos archivos grandes, como imágenes de alta resolución, archivos de audio y vídeos, en el día a día.

Libera espacio haciendo el hábito de borrar archivos y carpetas cada semana y vaciar la papelera de reciclaje después. Hacer esto regularmente significa que es más probable que recuerdes exactamente lo que hay en los archivos y carpetas y que no te preocupes tanto por borrar por error algo importante.

Consejo práctico: Los discos duros suelen funcionar a máxima velocidad hasta que alcanzan aproximadamente el 90% de su capacidad. Por lo tanto, si compruebas cuánto espacio se utiliza y superas el 90%, probablemente eso es lo que está ralentizando las cosas. Las unidades de disco duro se ralentizan de forma más gradual a medida que se llenan, por lo que es bueno estar al tanto de las cosas. Se recomienda no llenar un SSD a más del 75% de su capacidad.

5. Encuentra programas que consumen recursos

Si descubres que tu computadora de repente funciona significativamente más lento, es probable que la culpa sea de un programa en particular. Una forma de identificar al culpable es ir a su administrador de tareas y averiguar qué está consumiendo sus recursos.

Haga clic con el botón secundario en la barra de tareas y seleccione Administrador de tareas. Haga clic en Más detalles para obtener información sobre los programas que se están ejecutando actualmente en su equipo.
Puedes hacer clic en cada encabezado para ordenar la lista de acuerdo con las aplicaciones que están usando más de ese recurso en particular. Si necesitas cerrar algo, intenta cerrar primero la aplicación real. Si no se cierra, vuelve a la pantalla del Administrador de tareas, haz clic con el botón derecho del ratón en la aplicación y pulsa Finalizar tarea.

Windows 7: En lugar de acceder al Administrador de tareas, deberá buscar Configuración del sistema.

6. Opciones de energía

Windows viene con varios “planes de energía” preestablecidos para adaptarse a sus necesidades, la opcion que viene activada por defecto es “equilibrada”, pero también podremos encontrarnos otra configuración que es la de “máximo rendimiento”, al usar esta configuración aumentara el consumo de energía de nuestro ordenador pero también su rendimiento mejorara, si usamos el plan de energía “Economizador” ahorraremos mas energía pero el rendimiento disminuirá.

También existe la opción de hacer un plan personalizado que solo es recomendable si sabes lo que estas haciendo, es preferible usar los ajustes preestablecidos que ya vienen por defecto si no sabes mucho del tema.

7. Desinstalar programas que no utiliza

A menudo instalamos programas enormes sin darnos cuenta de cuánto espacio ocupan. Si crees que ese puede ser el caso, entonces puedes desinstalar fácilmente cualquier programa que no utilices. Incluso si se trata de un programa que utiliza de vez en cuando, si es particularmente grande, podría valer la pena simplemente reinstalarlo cada vez que necesite usarlo.

Para desinstalar un programa, dirígete a Panel de Control>Programas>Programas y Características.

Repasa los programas y decide cuáles, si es que hay alguno, no necesitas. Si no estás seguro de un programa en particular, puedes usar un motor de búsqueda para saber más.

8. Activar o desactivar las funciones de Windows

Mientras estás en la pantalla Programas y características, es posible que desees comprobar si hay algún componente de Windows que no necesites. Haga clic en Activar o desactivar las características de Windows y verá una lista de estos componentes.

Deberá tener cuidado de no desactivar nada que realmente necesite. Por lo tanto, una vez más, es una buena idea buscar cualquier cosa de la que no esté seguro.

9. Ejecutar una limpieza de disco

Windows viene con una herramienta incorporada para limpiar la basura que se acumula con el tiempo. Para acceder a la herramienta de Limpieza de Disco, vaya a Panel de Control>Sistema y Seguridad>Herramientas Administrativas, y seleccione Limpieza de Disco de la lista.

Aquí, puedes seleccionar los tipos de archivos de los que quieres deshacerte y hacer clic en OK. Luego haga clic en Limpiar archivos de sistema y elija los archivos de sistema que desee eliminar.Tiene muchas otras características diseñadas para aumentar el rendimiento del equipo, como la limpieza del historial de exploración, la optimización de la configuración y los procesos de aplicación, y la desfragmentación (véase a continuación).

10. Desfragmentación del disco duro

En primer lugar, es importante tener en cuenta que sólo necesita hacerlo si el equipo utiliza una unidad de disco duro (HDD) mecánica tradicional. Una unidad de estado sólido (SSD) funciona de manera diferente a un HDD, y no es necesario desfragmentarla. Si tiene ambas, sólo tiene que desfragmentar la unidad de disco duro.

Vaya a Mi PC y haga clic con el botón derecho del ratón en la unidad de disco duro (de forma predeterminada se llama disco (C:) aunque puede haberle cambiado el nombre). Luego vaya a Propiedades>Herramientas y en Optimizar y desfragmentar la unidad, haga clic en Optimizar.

Entonces aparecerá una pantalla emergente de Optimizar unidades.
Observe que en la captura de pantalla anterior, todas las unidades son SSD. No es necesario desfragmentarlas. Al igual que en la imagen, Analizar estará en gris para las unidades SSD, pero estará disponible para los discos duros.

Seleccione una unidad de disco duro y haga clic en Analizar para ver lo fragmentada que está. Una buena regla general sería mantenerla por debajo del 5%. Si está por encima, puede hacer clic en Optimizar para desfragmentar el disco.

Si tiene una unidad SSD, notará que Optimizar es en realidad una opción disponible. Al hacer clic en ella, se ejecutará el comando TRIM, que borrará los datos que ya no se consideren en uso.

Windows 7: Busque el Desfragmentador de disco con la barra de búsqueda y seleccione un disco duro en Estado actual.

11. Ajustar o desactivar los gráficos y las animaciones

Las versiones más recientes de Windows vienen con muchos gráficos, incluyendo animaciones como efectos de desvanecimiento y volantes. Estos ayudan a que la aplicación parezca más elegante y refinada y contribuyen a una mejor experiencia general del usuario. Por otro lado, también pueden ralentizar el ordenador.

Afortunadamente, es sencillo ajustar estos parámetros y, con suerte, ahorrar un poco de potencia de procesamiento. Vaya a Panel de Control>Sistema y Seguridad>Sistema>Configuración avanzada del sistema. Luego, en la sección de Rendimiento, presiona Configuración y tendrás una lista completa de opciones.

Puedes seleccionar Ajustar para obtener el mejor rendimiento (esto eliminará todos los efectos visuales) u optar por eliminar algunos individualmente. Es una cuestión de preferencia, pero las características de desvanecimiento y sombra son algunas de las que probablemente podrías vivir sin ellas.

Windows 7: Busque información y herramientas de rendimiento, seleccione Ajustar efectos visuales y use la ficha Efectos visuales.

12. Buscar spyware y virus

Es casi imposible no detectar un virus en algún momento mientras se navega por la web, pero el nuevo software Windows Defender ha facilitado más que nunca la búsqueda de malware que puede estar causando problemas importantes en tu PC. Los programas de terceros también son fáciles de instalar y pueden ser igual de eficaces para eliminar cualquier spyware o virus que hayas podido detectar.

Algunas aplicaciones son mejores que otras y algunas pueden ocupar más espacio, lo que puede causar problemas con la velocidad. Lo ideal es encontrar un software que sea eficiente y que elimine el malware por completo, pero que no ocupe demasiado espacio en el equipo.

Considere la posibilidad de instalar dos tipos de software para controlar el rendimiento del equipo. Los programas de limpieza de malware pueden resolver problemas de retardo o flagrantes con la velocidad o las ventanas emergentes. Sin embargo, también debería buscar aplicaciones que ofrezcan protección continua y que se ejecuten en segundo plano. Una vez más, tenga en cuenta que estos programas antivirus ocupan espacio, por lo que debe elegir uno que esté diseñado para no afectar al rendimiento.

Un poco de investigación puede ayudarte a encontrar el software que funciona dentro de tu presupuesto o con tu tipo específico de sistema operativo. Puede haber problemas de compatibilidad si descargas software gratuito, así que comprueba todo antes de instalarlo para no tener problemas de rendimiento adicionales.

13. Desactivar Cortana

Aunque el asistente digital de Windows 10, Cortana, es una función muy útil, utiliza muchos recursos y también representa una amenaza para la privacidad. Cortana solía ser fácil de eliminar, pero en las versiones actualizadas, es un poco más difícil. Sin embargo, si estás dispuesto a hacer una edición en el registro de tu sistema, se puede hacer.

14. Actualiza tu hardware

Si has probado todos los trucos anteriores, puede que sea el momento de invertir en un nuevo hardware. Aquí hay un par de cosas en las que podrías considerar poner algo de dinero:

Añadir un SSD: Aunque las unidades de disco duro ofrecen más espacio a un precio más bajo, añadir una unidad SSD puede hacer que el equipo funcione mucho más rápido.
Añade más RAM: Si tiene un sistema antiguo, es posible que tenga muy poca memoria para ejecutar las aplicaciones modernas de forma eficiente. Además, si utiliza muchos programas simultáneamente, es posible que no tenga suficiente memoria de acceso aleatorio (RAM) para llevarlos a cabo. La instalación de un nuevo kit de RAM podría darte el impulso que necesitas.

Algunos consejos más

Por supuesto, no es sólo su sistema operativo lo que ralentiza las cosas. Algunos hábitos de computación y otras aplicaciones y sistemas podrían contribuir a una experiencia general de lentitud. Aquí hay algunos consejos más para ponerte al día:

  • Mantenga su computadora limpia: Esto puede parecer obvio, pero el polvo y la suciedad acumulados pueden ralentizar el equipo.
  • Reinicie regularmente: A veces todo lo que necesitas es un arranque fresco. Reiniciar el equipo puede permitir que las actualizaciones surtan efecto y que se cierren los programas atascados. Cuando te tomes un descanso, puede ser un buen momento para darle a reiniciar mientras te preparas una taza de té.
  • Cierre los programas que no este usando: aveces tenemos múltiples programas trabajando en simultaneo y esto ocupa espacio en la memoria ram y puede hacer que el pc vaya mas lento.
  • Formatear  e reinstalar el sistema operativo: esto es algo extremo pero si nada funciona reinstalar un sistema operativo mas ligero podría ayudar.
  • Haz una limpieza mensual de tu ordenador: es importante limpiar el sistema de programas y archivos innecesarios y también hacerle una limpieza física también por el polvo que se pueda acumular.